Cómo plantar un árbol.


foto de una zona boscosa

como plantar un arbol

Hoy me gustaría explicar sobre cómo plantar correctamente un árbol, para que tenga las mayores garantías de llegar a adulto.
Aunque antes de indicar como plantarlo importa decir el por qué. Seguro que motivaciones hay muchas pero a mí sólo me importa la mía.
Herramientas necesitaremos para plantar:

  • Una azada, un pico o algo para cavar más o menos hondo y bien.
  • Una vara de madera recta que usaremos como tutor del árbol si hiciese falta según la especie
  • Cuerda para atar en tallo de la planta al tutor.
  • Un saco de humus para mejorar la tierra que saquemos del agujero
  • Una o dos garrafas de agua para el primer riego (necesitaremos unos 10 litros), si no tenemos una toma de agua cerca.

Lo ideal es que el plantón que vallamos a usar sea una especie autóctona de la región, así estará mejor adaptada a la climatología local. También seria muy interesante que el plantón tenga 1 o 2 años.

La buena salud del sistema radicular de nuestra planta es fundamental para que sobreviva. Por eso conviene que provenga de un envase de alvéolo autorrepicantes como las bandejas de alvéolos que se usan para cultivar plantas forestales.

¿Qué son envases autorrepicantes? Son envases con unos soportes que lo separan del suelo y con un orificio en su base por el que saldrá la raíz principal del plantón al crecer en profundidad. Al entrar la raíz principal en contacto con el aire, la cofia (el ápice de la raíz) se endurece e inhibe su crecimiento. De esta forma se estimula el crecimiento de las raíces secundarias, que son las que forman la superficie de absorción de agua y minerales.

Una vez tenemos nuestro plantón y el material necesario nos ponemos manos a la obra:

  1. Hacemos con la azada un agujero de 40-50 cm de diámetro por 40-50 cm de profundidad. Cuanto más grande sea el agujero, más facilidad tendrá el plantón para enraizar y crecer. Dejamos la tierra que saquemos del agujero a un lado.
  2. Mezclamos la tierra que hemos sacado con algo de compost, humus o restos vegetales triturados. La mezcla resultante la llamamos tierra mejorada. Rellenaremos el agujero aproximadamente hasta la mitad con tierra mejorada.
  3. Ponemos en el centro del agujero el plantón de forma que quede vertical. El cuello de la planta (límite entre tronco y raíz) ha de quedar al mismo nivel del suelo o un poco más bajo. Tened cuidado al manejar el cepellón para no dañar las raíces.
  4. Terminamos de rellenar el agujero con tierra mejorada hasta el cuello del plantón.
  5. Compactamos la tierra alrededor del platón suavemente con las manos o los pies para eliminar las bolsas de aire que se hayan formado y que todas las raíces estén en contacto con la tierra. También se evitará la formación de grietas en el suelo por donde escaparía el agua de riego o de la lluvia.
  6. Hacemos un alcorque alrededor que retendrá el agua de las lluvias y nuestros riegos. Lo rellenaremos con restos vegetales que formarán un acolchado (mulchin). El acolchado retendrá la humedad.
  7. Cubrimos todo el acolchado con piedras grandes y aplanadas. Las piedras evitarán que la radiación solar llegue directamente al suelo. Así disminuye la evaporación el los meses de verano y se creará un microclima suave y húmedo bajo las piedras. Durante la época de lluvias estas piedras evitarán también que el agua arrastre la tierra mejorada que hemos añadido y que el plantón pierda asiento en el suelo.
  8. Clavaremos una vara de madera recta que quede paralela al tallo de nuestro plantón. Atamos con unos trozos de cuerda el talo al plantón dejando holgura para no estrangular el tallo. La vara hará de tutor para que el platón crezca verticalmente y lo protegerá de los fuertes vientos que podrían partirlo. Cada cierto tiempo revisad las cuerdas por si hay que aflojarlas o cambiarlas.
  9. Ciertas plantas no soportan mucha insolación cuando son jóvenes (como los plantones de encina, aunque al crecer se hacen muy resistentes) por lo que intentaremos elegir zonas de umbría para plantarlas. Si no es posible, protegeremos al plantón con una malla de plástico para protegerlo de la luz solar directa. Si nuestro plantón es de una especie de ribera, siempre trataremos de plantarlo en zonas de umbría.
  10. Durante la época estival haced riegos para que las raíces del joven plantón tengan suficiente humedad.

Extracto de lo publicado por en domingo, abril 05, 2009

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: