Ritos funerarios


Ayer murió la tortuga de mi niño, tiene 6 años. Se puso bastante triste, no es que una tortuga sea una super mascota con la que juegues hasta pensar que es uno más de la familia, pero en el fondo si hay sentimientos salen a la luz en estas situaciones.

Las mascotas creo que tienen un papel pedagógico en la vida de un niño y les enseñan que es la muerte de una forma anticipada y de bajo impacto que les hace madurar y prepararlos para esta vida. Al menos así lo veo yo.

Me resultó curioso cuando le hable de enterrarla y surgió de él de forma espontánea, la idea de enterrarla con una concha que tenía en el terrario. Esta concha, la había encontrado él mismo el verano pasado en la playa y había decidido ponérsela a su tortuga para qué jugara con ella.

Critical Shell

Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: